​
Responsive image

Hablar por teléfono con manos libres en el auto no es más seguro

Contradiciendo la creencia que este método ayuda a evitar la distracción, un estudio lo demuestra

Conducir y hablar por teléfono es una combinación poco beneficiosa para la seguridad, y prácticamente todos los países del mundo está virtualmente prohibido ir manejando un automóvil y con el teléfono sobre nuestra oreja.


Pero en manos libres -los automóviles incluyen sus sistemas- es legal y se supone mucho más seguro, causando menos distracción.


No es más seguro


Un estudio realizado por Queensland University of Technology realizó pruebas con conductores en un simulador, donde se comparó la reacción de un conductor con el teléfono sobre su oreja, otro con manos libres y otro sin hablar por teléfono.


El resultado indicó que tanto quienes hablaban con el teléfono en la oreja, como quienes lo hacían con manos libres, tenían el mismo nivel de distracción que les llevaba a perder la capacidad de reacción en un 40%.


“En términos reales, esto equivale a una demora de respuesta de 11 metros para un vehículo moviéndose a 40kilometros por hora”


Además, los conductores distraídos mostraron una tendencia mayor a frenar de forma abrupta, causando mayor riesgo para los vehículos que vienen detrás.


Se puede ver el informe aquí