​
Responsive image

La multimillonaria suma que Apple le pagará a Samsung para tener sus pantallas

El iPhone 8 contará con una pantalla como la que encontramos en los Galaxy S, y es mucho más cara que la del iPhone 7

Apple y Samsung son rivales, y amigos. La compañía de la manzana quería tener en su iPhone las pantallas que fabrica Samsung (y que encontramos por ejemplo en el Galaxy S7) y para eso realizó un enorme contrato para asegurárselas.

 

La edición aniversario del iPhone (iPhone 8 o iPhone X) que saldrá este año contará por primera vez con pantalla OLED y por los grandes volúmenes que maneja Apple necesitaba asegurarse que el proveedor esté listo para ello.


Apple había firmado un contrato con Samsung por 100 millones de pantallas en 3 años y ahora se conoce ha sumado 60 millones más a un costo de US$ 4.300 millones.


El costo del panel es de US$ 71, mucho más alto que los US$ 40 que paga Apple por el panel para el iPhone 7, lo que seguramente se traducirá en un precio más alto en el iPhone 8, que podría supera los US$1000.


Lo cierto es que el nuevo iPhone tendrá el sello Samsung en su pantalla, y eso es una buena noticia.