​
Responsive image

Con una inversión de casi $ 2 mil millones, anticipan que la autopista Rosario - Santa Fe será la más moderna del país

Será un modelo mixto, de concesión privada para el control, emergencias, mantenimiento preventivo y servicios, mientras que la provincia asume la tarea de hacer las obras

El gobernador Miguel Lifschitz anunció este jueves, el plan de obras y nuevo sistema de concesión de la autopista Rosario - Santa Fe, que contempla un monto total de inversión de 1.960 millones de pesos, a cinco años de plazo, a lo largo de los 314 kilómetros que comprenden la traza.

 

Lifschitz reivindicó la “visión” de los gobernadores Carlos Sylvestre Begnis y Aldo Tessio que en momentos en los que aún no había autopistas en el país “imaginaron y construyeron” la traza que hoy une Rosario con Santa Fe, convirtiéndola en la primera de la Argentina.

 

“El plan que estamos presentando va a convertir esta autopista en la más moderna y segura del país. Para eso hemos elegido un modelo mixto, de concesión privada para el control, emergencias, mantenimiento preventivo y servicios”, mientras que la provincia “asume la tarea de hacer las obras”, precisó.

 

Se realizará una “pavimentación integral, con materiales modernos, para asegurar mejor transitabilidad y adherencia, sobre todo en días de lluvia e iluminación con sistemas led, además de señalización horizontal y vertical”.

 

El programa de reconversión estipula una licitación distinta para brindar servicios y el mantenimiento de la traza. Las obra de mejoras y ampliación de la autopista correrán por cuenta de la provincia.

 

La apertura de ofertas para la nueva administración será el 3 de abril, por un plazo de 5 años, y señaló que la empresa adjudicataria tendrá a su cargo el gerenciamiento y mantenimiento del corredor, los sistemas de información a los usuarios, el pesaje móvil y balanzas automáticas, y el cobro de peaje.