Responsive image

El nuevo Google Pixel tendrá pantalla curva (si LG quiere)

El gigante de las búsquedas ofreció cientos de millones de dólares a LG para asegurarse la producción de pantallas OLED

Las pantallas OLED son las más deseadas, y no es solo una cuestión de dinero para los fabricantes obtenerlas, ya que la escasez y las pocas opciones que hay de fabricantes, hace que sea todo un problema a la hora de planea nuevos dispositivos.


Samsung es el mayor fabricante de pantallas OLED del mundo y -claramente las tiene en todos sus teléfonos premium- sumado a que Apple firmó in acuerdo con la surcoreana para que le provea estas pantallas para la nueva generación del iPhone.


La mayoría del resto de los fabricantes tiene dificultad para conseguir este tipo de pantallas y Google ofreció a LG invertir cerca de US$ 900 millones para que esta compañía pueda ampliar su producción de OLED.


El objetivo de Google es asegurarse la producción de estas pantallas para la nueva generación de los teléfonos Pixel que buscan contar con una curva similar a la del S8.


Si bien aún se desconoce si se llegó a un acuerdo, Google no tiene demasiadas opciones en fabricantes de pantallas OLED.


Recién en 2018 se espera que la fabricación de este tipo de pantallas se expanda, pero este año Samsung tiene todo el juego a su favor (y Apple también, ya que firmó un multimillonario acuerdo con Samsung)