​
Responsive image

Por las restricciones en Funes y Roldán, se potencian otras áreas del Gran Rosario como nuevos polos urbanos

En el sur del área metropolitana, la de mayor crecimiento es Alvear, donde hay una docena de proyectos en marcha

Las nuevas condiciones para desarrollar loteos o barrios abiertos en las ciudades de Funes y Roldán generaron que otras zonas del Gran Rosario se potencien como polos urbanizables.

 

Las dos localidades, que se ubicaron como las principales receptoras de inversiones privadas para nuevos barrios, endurecieron las condiciones para aprobar emprendimientos.

 

En el sur del área metropolitana, la de mayor crecimiento es Alvear, donde hay una docena de proyectos en marcha en diferentes grados de avance, algunos de ellos con características especiales como Eco Pueblo, el primer barrio sustentable de la región.

 

En tanto, en el corredor norte el panorama se diversifica entre localidades como Timbúes, Puerto San Martín, Ibarlucea y Ricardone y el fenómeno se extiende incluso hasta Maciel y otras localidades que aprovechan las costas del río Carcarañá.

 

En cuanto al valor de los terrenos, hoy hay una diferencia de alrededor del 25 o 30 por ciento entre la oferta de Funes o Roldán en relación a los nuevos polos urbanos.

 

El alza de precios está relacionado a dos factores principales: por un lado, la menor oferta y, por otro, la condición de urbanización más desarrollada que hay en el corredor de Funes-Roldán.

 

Así, un terreno en estas localidades se puede conseguir desde $ 420 mil, mientras que en el resto de las urbanizaciones los valores parten desde $ 310 mil, siempre dependiendo de factores como las dimensiones, la ubicación y los servicios del barrio.