​
Responsive image

A los chinos no les gusta el olor a auto nuevo y Ford quiere eliminarlo

Mientras que a gran parte del mundo le resulta atractivo, en China es un problema

Subirnos a un vehículo recién comprado y percibir el olor a auto nuevo para muchos puede resultar placentero, generando una sensación difícil de describir.


En China no piensan lo mismo, y ese particular olor no resulta agradable para ese mercado, según indica Reuters en un informe.


Por eso Ford contrató a especialistas en el tema para eliminar ese particular olor a auto nuevo.


Los chinos sienten rechazo por olores químicos, que les genera la percepción que afecta a su salud, por los altos niveles de contaminación con los que están acostumbrados a convivir.


China es un mercado clave y Ford quiere que el olor sea un factor que colabore a que sus posibles clientes se decidan por su marca.


En el resto del mundo, seguiremos disfrutando de ese olor a nuevo que tanto nos gusta, al menos a la mayoría.