​
Responsive image

Así trabaja el Laboratorio de Biotecnología Acuática de Rosario

Está conformado por investigadores de la UNR y opera en el renovado Acuario Río Paraná. Buscan generar y divulgar conocimientos de los recursos acuáticos

El Acuario Río Paraná abrió sus puertas en febrero, logrando un éxito de visitantes.

 

Sin embargo, desde inicios de 2017, en la estructura emplazada en la zona del Parque Alem, funciona el Laboratorio de Biotecnología Acuática.

 

Se trata de una iniciativa conjunta entre la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Gobierno de Santa Fe, conformada por miembros de ambas instituciones y del Conicet.

 

El laboratorio tiene como objetivos la generación y divulgación de conocimiento científico, la capacitación y formación de recursos humanos, el desarrollo de tecnología, la prestación de servicios tecnológicos, y la realización de proyectos de extensión a la comunidad y de divulgación científica en torno a los recursos acuáticos del río Paraná.

En esta zona del río, que corresponde al pre Delta, hay descripciones de 170 especies de peces aunque el número real es mayor. De ellas, las únicas que la gente identifica son las que se comercializan para consumo por lo que hay un gran desconocimiento de la diversidad, qué características tienen, sus ciclos de vida.

 

Se confeccionó una biblioteca de códigos de barra genético de las especies que habitan el Paraná y que permite identificarlas aún sin ver el pez, por ejemplo, con una parte o un huevo del mismo. En esta tarea descubrieron que hay más de una especie de morenas y de rayas.

 

Teniendo en cuenta que el Paraná no es traslúcido y es imposible ver las especies que se ocultan en él, el acuario cuenta con exposiciones y pantallas interactivas para que las personas puedab reconocer los peces, ver su comportamiento y tomar conciencia de lo perjudicial de la contaminación.